Two-Minute Teaching

[ver abajo para español]

A history-making event occurred in Milwaukee in 1892: the Third Ward Fire. An explosion in the Union Oil Company building started the fire that eventually burned out 20 city blocks, over 440 buildings, leaving over 350 families without homes. Despite the popular association of the Third Ward with Italians, the greatest number of displaced people were Irish. The fire was visible from Waukegan, Illinois to Sheboygan. Fire departments from Chicago, Kenosha, Racine, Sheboygan and Oshkosh were called to contain the fire.

The homeless were housed in St. John’s Cathedral among other places. Many Irish Catholics as a result moved into the territory of St. Francis Parish. But at the time, the sermons at the Latin Masses in St. Francis were offered in German for the largely German Catholic population in the parish. Out of consideration for the Irish Catholics driven out of their home by the fire, the Capuchins offered the sermon at the 9:00 Sunday Mass in English. It introduced English into the Sunday Mass which continued to be the practice from then on.

EspaƱol:

Un evento histórico ocurrió en Milwaukee en mil ochocientos noventa y dos: fue un incendio en el Tercer Pabellón. Una explosión en el edificio de la empresa de Union Oil comenzó el fuego que finalmente quemó veinte cuadras, un total de más de cuatro cientos cuarenta edificios, dejando más de trecientas cincuenta familias sin hogar. A pesar de la asociación del Tercer Pabellón con los italianos, el número más grande de las personas desplazadas fueron irlandeses. El fuego era visible desde Waukegan, Illinois hasta Sheboygan. Los departamentos de bomberos de Chicago, Kenosha, Racine, Sheboygan y Oshkosh fueron llamados para contener el fuego.

 

Las familias sin hogar fueron alojadas en la Catedral de San Juan entre otros lugares. Como resultado, muchos irlandeses católicos se mudaron en el territorio de la Parroquia de San Francisco. Pero, en ese tiempo, las homilías de las misas en latín se ofrecían en alemán para la población católica mayoritariamente alemana que visitaba la parroquia. Por consideración a los irlandeses católicos expulsados de sus hogares por el fuego, los Capuchinos ofrecían la homilía de la misa dominical a las nueve en inglés. Esto introdujo inglés en la misa dominical que continuó ser la norma a partir de entonces.