Ash Wednesday

Homily / Feb. 14, 2018

Do I wish you a good Ash Wednesday or a Happy Valentine’s Day?  There really is a connection, because today, we begin the final chapter in the life of Jesus and the greatest love story ever told – the suffering and death of Jesus that revealed how much God loves us. 

But any love requires a response.  And today we look at what we will do to show our love for God – what we need to do to make ourselves more worthy of the great love that God has shown us.

The second reading tells us this is the time; this is the day of our salvation.  No more excuses, no more stalling.  Love takes work.  It is time to take care of the business of our personal and spiritual life if we are to appreciate and participate fully in the love of God for us.

Español:

¿Te deseo un buen Miércoles de Cenizas o un Feliz Día de San Valentín?  Realmente hay una conexión, porque hoy, comenzamos el último capítulo en la vida de Jesús y la más grande historia de amor alguna vez dicha – el sufrimiento y la muerte de Jesús revelaba lo mucho que Dios no ama.

Pero, el amor requiere una respuesta. Y hoy miramos a lo que haremos para mostrar nuestro amor por Dios – lo que necesitamos hacer para hacernos a nosotros mismos más dignos del gran amor que Dios nos ha mostrado.

La segunda lectura nos dice que este es el tiempo, este es el día de nuestra salvación. No más excusas, no más retrasos.  El amor requiere el trabajo.  Es el tiempo para poner atención al trabajo en nuestra vida personal y spiritual, de considerar si apreciaremos y participaremos completamente del amor de Dios por nosotros.